Viernes. Dios salve a la reina, en Quality Estadio